Reseña de BigChurch: ¿Es una buena web de citas?

Review of: BigChurch
Comparaciones de:
BigChurch.com

Reviewed by:
Rating:
1
On 27 Mayo 2016
Last modified:27 Mayo 2016

Summary:

Hemos intentado tirarnos a las mujeres de BigChurch.com. Desafortunadamente no hemos tenido éxito en esa web. Si quieres tener sexo (o relaciones serias) con alguien de tus alrededores mejor acude a alguna de nuestras páginas destacadas.

En nuestra opinión Big Church no es una buena página de citas. La página falla desde su concepto inicial. Puede que esta idea pueda crecer en una país como EE. UU. y puede que allí se pueda conseguir una cita, sin embargo en España no cuadra bien y es a esto a lo que achacamos nuestro nulo éxito en nuestra web. en todo caso por si a alguno de vosotros, queridos lectores, os interesa, vamos a echar un vistazo por encima a las principales debilidades que hemos encontrado.

No recomendamos este sitio web

Desconexión con la sociedad

Sí, como ya hemos dicho en el párrafo anterior puede que en alguna comunidad donde se dé el cristianismo extremo esta sea una buena idea. No podemos, no obstante, dejar de pensar que esta idea está destinada a la tercera edad, sobre todo teniendo en cuenta el ateísmo que impera ahora entre las generaciones que están buscando pareja activamente.

El sitio web BigChurch

Según nuestras indagaciones y tras muchas pruebas, podemos decir que BigChurch no es la mejor opción. Te recomendamos ENCARECIDAMENTE que elijas una web de nuestro ranking de mejores páginas de citas.

¿Quién promueve esta red social? ¿Un alma altruista que no quiere ver como los mayores de ochenta años se queda solo cuando mueren sus mujeres? ¿Una iglesia evangélica u otra suerte de secta que busca promover los valores cristianos más retrógrados? ¿Tal vez un jubilado que en vez de irse de cabeza al Imserso ha decido sacar tajada? Por supuesto estamos bromeando, este es un intento maltrecho y mal encarado para hacerse un hueco a la desesperada en un ambiente muy competitivo, el mundo de las citas.

Si la página hubiera sido mínimamente cuidada podría haberse buscado otro lugar en nuestra lista clasificatoria de páginas para concertar citas, pero desde España, esta página es sencillamente infumable para cualquier hombre que se aprecie.

Por un lado las únicas mujeres jóvenes son emigrantes de zonas rurales de países de América del Sur. Mujeres con las que no te podrías entender muy bien pues hay un choque cultural tremendo, bueno nos parece ya que estén metidas en la sociedad digital y usando este tipo de tecnologías, sin embargo no podemos pasar por el alto el hecho de que desde un punto de vista intelectual no están a la altura de la mayoría de hombres de este país. Y no, no estamos siendo racistas, estamos siendo realistas. la gran parte de estas mujeres viene de lugares remotos donde la escolarización no ha llegado o no llegó cuando ellas estaban en el momento de atender la escuela o la calidad de la enseñanza dejaba mucho que desear.

Todavía existen mojigatas meapilas

En España somos muy de a dios rogando y con el mazo dando, el saber popular nunca en gaña. Por eso pensamos que cuando nos topásemos con una hembra nacional tendríamos suerte. Cosa que no fue así en absoluto. Como se dice en Galicia: “haberlas, hailas”. Y en esta ocasión no nos referimos a otra cosa sino a ese extraño segmento de la sociedad que desea llegar puro (léase virgen) al santo matrimonio para no cabrear a dios.

De paso nos cabrean a nosotros. ¿Cómo pueden existir este tipo de mujerzuelas en pleno siglo veintiuno? ¿Tales son las diferencias culturales entre unas familias y otras en el territorio español? la cuestión aquí es que si estás buscando una relación medio normal en Big Church, la Gran Iglesia de internet, no lo vas a lograr. Aquí encontrarás a la típica mujer que se ofenderá cuando digas el más mínimo taco, ya sea un hostias u un coño, la mujer que se santiguará cuando la hagas ruborizar, la mujer que lance una oración a los cielos antes de degustar un escaso banquete (suponemos que el voto de pobreza también se lleva ¿no?) y con la que desde luego no tendrás contacto íntimo hasta que el párroco del pueblo os declare marido y mujer.

Si tienes un poco de sesera aún te olvidarás de este tema por completo echando unos buenos polvoes rápidos en Xpress. ¿Para qué nos sirve la liberación sexual de la mujer si nos les podemos dar traca y apaciguar sus deseos animales? Pues sencillamente de nada. Pasa de esta página que solo te servirá para conseguir una esposa rara y sin experiencia en la cama. Big Church no merece la pena en absoluto.