Cómo volver loca a una mujer en la cama

El sexo es una parte muy importante de toda relación entre hombre y mujer. Es por tanto que uno de nuestros objetivos principales debe ser complacer sexualmente a una mujer, en concreto a esa que tenemos al lado, al menos si es que queremos que la relación siga viento en popa como lo ha hecho hasta el momento. no obstante esto no es tan fácil como suena pues las mujeres tienen dificultades para llegar al orgasmo, y sin llegar a este su disfrute es solo parcial. en esta guía vamos a ver cinco aspectos que debes tener en cuenta para saber cómo volver loca a una mujer en la cama. Porque lo que pasa en la cama también es importante.

Conoce el cuerpo de la mujer para poder complacer sexualmente a una mujer

Muchos hombres creen que los caracteres sexuales de la mujer se reducen a sus pechos, caderas, glúteos carnosos y vagina. Y sin embargo se olvidan de todos esos puntos erógenos que, en consonancia con las caricias en el resto de partes del cuerpo, son lo que de verdad pueden hacer detonar el cuerpo de una mujer en la cama. Es importante saber cuáles son estas zonas para nuestra pareja pues varían de una a otra mujer. algunas de las zonas más típicas que a menudo se pasan por alto son las orejas, los párpados, el cuello, el vientre, el ano y los muslos. Hay incluso mujeres fetichistas que se ponen muy calientes cuando les lames los pies. la clave aquí es la confianza, saber qué le gusta tu pareja y que tu pareja sepa que no hay problema en comunicarte qué le gustaría disfrutar a continuación.

volverlas locasSi te sabes los mejores trucos las tendras comiendo en la palma de tu mano

Haz que en la cama no haya complejos

Complacer sexualmente a una mujer está estrechamente relacionado con su estado anímico. sus emociones dictan de forma evidente cómo se suceden los movimientos durante el acto sexual y moldean el total de la experiencia. Hay que tener en cuenta que algunas mujeres no se sienten del todo conformes con su cuerpo. Estás acomplejadas. Y por la experiencia que hemos tenido durante este proyecto aún te puedo decir más, son mayoría las que se sienten así. Tener unas nalgas poco abultadas, ser demasiado baja, estar más plana que una tabla de planchar… Hay muchas formas en las que una mujer puede sentirse incómoda al verse desnuda y expuesta ante un hombre.

Evitar las estafas de citas online

Como su pareja es tu deber; es más, tu obligación, hacer que estos sentimientos no pululen por su mente mientras retoce contigo. Así pues elogia su cuerpo y muéstrale cómo esas debilidades son en realidad fortalezas. ¿Pechos pequeños? “Me encantan las mujeres con poco pecho, parecen tan jóvenes” ¿Menuda? “Si no fueses pequeñita no podría mantenerte en vilo…” ¿Te haces una idea no?

En la cama hay que cambiar de rutina

Tener sexo siempre de la misma forma llega a aburrir, aunque no me creas. Es por eso que, cuando hay ya cierto nivel de confianza, es muy buena idea agitar un poco la situación y cambiar el paradigma, para que vuestras relaciones sexuales no se estanquen y evitar a toda costa la monotonía. Puede ser probar nuevas posturas, entrar a un club para disfrutar de orgías, el intercambio de parejas, juegos sexuales de los que se venden en las tiendas, hacer un trío (ellas también están interesadas)… Hay una plétora de posibilidades.

juegos sexualesDeja que ella sea la que domine por un dia

Complacer sexualmente a una mujer en la cama con un cunnilingus es fácil

¿Te gusta el sexo oral? A mí sí. No hay nada como la sensación de dominio de la situación. La confianza que se necesita con tu pareja para metérsela y correrte en su boca. La sensación de su lengua acariciando tu glande. Pues bien, a ellas también les encanta. Y no solo eso, el anilingus es otra de las cosas que las vuelven locas en la cama, aunque este último suele ser un gusto adquirido para muchas ya que en ocasiones el ano es tema tabú. No debería serlo. en cualquier caso, vamos a lo básico. La vagina de la mujer está presidida por un centro de terminaciones nerviosas llamado clítoris, un guisante carnoso que, si lo lames con asiduidad, provocará aullidos y gemidos varios, todos ellos emitidos por la chica que tienes delante.

Cambiar de pareja o infidelidad planeada

De vez en cuando una pareja estable no es suficiente y se hace necesario escapar del quasimatrimonio. Llegados a este momento podemos arriesgarnos a que ella tenga una aventura a la descarada o pactar una separación momentánea o una apertura de fronteras. No tengas prejuicios, esto salva más parejas de lo que puedas imaginar. Podéis usar páginas para concertar encuentros sexuales y elegir juntos. Esto denota una gran madurez y seguridad.