Cómo seducir a una mujer mostrando cierto desinterés por ella

Hay muchos hombres que piensan que para hacer feliz a una mujer hay que darle todo lo que pide. Nada más lejos de la realidad. Seducir una mujer es sencillo y se puede hacer de muchas formas, pero una de las que menos quebraderos de cabeza produce en los hombres y de las que mejores resultados da es mostrar cierto desinterés por ella. Dejar que sea ella la que se coma la cabeza discurriendo cómo hacer que nos fijemos en ella es la clave. Vamos a ver ahora algunas de las razones por las cuales esta técnica da tan buenos resultados incluso en las páginas de citas que se pueden encontrar en internet.

Poner en valor nuestra capacidad de seducir

La seducción se basa en gran medida en dejar que sea la otra parte la que complete los huecos de información vacíos que hemos dejado. Esto se puede hacer adrede obteniendo buenos resultados. ¿Por qué dar hasta el último detalle sobre nuestra persona cuando podemos dejar que sea ella la que busque esa información? Dejar que sea ella la que encuentre los datos que necesita sobre nosotros tiene dos objetivos principales. Por un lado conseguimos que obtenga cierta satisfacción personal al conseguir lo que busca por sus propios medios, ese sentimiento de superación y de que se ha ganado conocernos un poco más ayuda a reforzar vínculos y es un paso importante para hacer feliz a una mujer. Recordad que las mujeres hoy en día son muy independientes. Por otro lado al jugar en la relación de esta manera posicionamos la balanza de la relación a nuestro favor; es decir, nos pone en una posición ventajosa gracias a la cual queda claro que si no queremos compartir algo con ella no lo haremos. Tener cierto nivel de secretismo dentro de la relación de pareja es muy buena idea pues impone límite que de otra manera se sobrepasarían sin nuestro consentimiento y añade un toque de misterio para que el romance no se apague y siempre haya algo más que descubrir según se camine hacia adelante.

ser un hombre atractivoSer un poco duro las pone mucho
Evitar las estafas de citas online

Cómo enamorar a una mujer haciéndola ver que somos un premio para ella

Esta técnica puede dar muy buenos resultados pero todo queda supeditado al tipo de mujer con el que estamos compartiendo nuestra vida. Seducir a una mujer con poca motivación y amor propio es muy fácil si de forma descarada y rutinaria le damos a entender que el hecho de que estemos con ella es un premio. Nosotros somos el premio y así debemos erigirnos ante su presencia. Está bien darle a entender que la situación que tenéis puede cambiar en cualquier momento. Ignórala en su justa medida y de vez en cuando muéstrale que a las demás mujeres no les eres indiferente. Una mirada furtiva a alguna caminante, hablar de una compañera de trabajo con la que te llevas muy bien o cualquier situación que ponga en valor tu persona te ayudará a que ella esté prendada de ti. Por supuesto no se trata de hacer sentir mal a tu chica, en absoluto. No obstante, si crees que para que te precia de verdad necesitas recurrir a esta estratagema no dudes en hacerlo. ejecuta esta práctica con cuidado en todo caso, dependiendo de la personalidad de la fémina que tengas a tu lado podrías quedarte solo en un santiamén. Si ella se siente de algún modo atacada puede que no dude ni por un instante en alejarse de ti. Lo mejor que puedes hacer es tantear el terreno con detalles pasables y si ves que te puedes arriesgar dar algunos golpes de efecto de vez en cuando. En cualquier caso no olvides mostrarle cariño y amor, es la clave para hacer feliz a una mujer.

mujer enamoradaSi juegas bien tus cartas ella acabara rendida a tus pies

¿Dónde funcionan estas técnicas para seducir mujeres?

Estás técnicas funcionan en todos lados. De hecho puedes ponerlas a prueba incluso en las conversaciones en línea que mantengas a través de tus páginas de citas favoritas. Si pones a prueba esta triquiñuela en un lugar físico, da mejores resultados en pequeños pueblos y ciudades sonde las mujeres tiene que conformarse con los hombres locales, en sitios como Madrid, Sevilla o Barcelona, puede que te dejen abandonado.